MARTHA - Martha Evangelista Cordero

Martha nació en Cristo Rey, en el Distrito Nacional. Vive con su esposo Enique y dos de sus hijos, Crystal y José. Llegó a Las Malvinas en 2008 y se instaló en la parte baja del barrio, donde hoy está la fábrica de Jabones Esperanza. 

Martha solía trabajar en una fábrica de ropa en la Zona Franca de Villa Mella en Santo Domingo, sin embargo hoy es ama de casa dedicada a sus hijos y su hogar. Cuando Esperanza se presentó en el barrio, Martha buscó aprender a hacer jabón pensando producirlo para su propio uso y asi ahorrar dinero. Pero ahora es parte del equipo de Esperanza. “Hacer jabón no solo es para mi un trabajo, sino que me hace sentir que logramos algo”. 

Martha quiere salir adelante, terminar de construir su casa y que sus hijos sean profesionales. “Trabajando en Esperanza puedo invertir en lo que mis hijos necesitan para que sean personas de bien y en el futuro vayan a la universidad”.

 

 


JOCY - Joceline Ramirez

Joceline, o “Jocy” se crió el barrio de los Trinitarios en Villa Mella (Santo Domingo Norte) y llegó a Las Malvinas II con su esposo Ismael en el 2007. Hoy tienen 4 hijos; dos hijos y dos hijas, de 8, 6, 3 y 1 años. Jocy llegó a Jabones Esperanza por Martha y asisitió a todas las capacitaciones, rápidamente aprendiendo todos los detalles de la elaboración de jabón.

Jocy se entusiasma con trabajar en Jabones Esperanza, no solo por tener un empleo estable, sino porque “estoy trabajando con personas de la comunidad, y me llevo bien con ellas.”

Jabones Esperanza es el primer trabajo de Jocy. Comenzó una familia a los 17 y las exigencias de tener una creciente familia había impedido que ella trabajara. Pero Jocy sueña con completar el bachiller y convertirse en enfermera. Durante el 2015-2016 estudiará el tercero de bachiller y quiere luego seguir sus estudios universitarios. 

 

MINDRY - Josefina Luciano

Mindry creció en varios barrios de Santo Domingo y llegó a Las Malvinas II cuando tenía 15 años. Sus padres se mudaron para la comunidad cuando no habían calles ni servicios, buscando un lugar propio donde construir su casa y no tener que pagar más arriendo. Mindry, que es la 4ta de 6 hermanos, es estudiosa y terminó el bachiller a los 17 años. Luego comenzó a estudiar Educación Inicial en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, la universidad pública más grande del país. Trabajó en varios lugares para poder pagar sus estudios.

Mindry hoy tiene 24 años y vive con su pareja Daniel en un apartament arrendado. Están esperando su primer hijo. Mindry quiere graduarse para final del 2015 y luego pasará tiempo con su recién nacido. Elaborar jabón es una gran alternativa para ella, ya que puede trabajar y cuidar de su bebé al mismo tiempo.
Mindry quiere trabajar “para ayudar a mi mamá y que mis hermanos menores vayan a la universidad también. También quiero salir de donde estoy arrendando y poder tener mi casa propia.”


 

corrected IMG_93982.jpg
DSC_0770.jpg

LAS MALVINAS II, EN EL
CORAZÓN DE SANTO DOMINGO,
REPÚBLICA DOMINICANA 

Las Malvinas II es un típico barrio Dominicano. Sus calles están siempre llenas de niños y niñas jugando, bachata sonando de las radios y motocicletas rugiendo por todos lados. Cada 3 casas encuentras un colmado y la gente se sienta afuera de las casas para pasar el calor de la tarde.

La comunidad comenzó en el 2001, cuando un grupo de familias se mudaron a los lotes abandonados y comenzaron a levantar sus casas. Por muchos años no hubo calles ni servicios, pero muchas familias están dispuestos a vivir sin ellos por un tiempo para tener su casa propia.

Las Malvinas II lucha con los mismos problemas que vemos en las comunidades de escasos recursos. Analfabetismo, mucha deserción escolar y desempleo, altas tasas de embarazo juvenil, falta de servicios criticos como el alcantarillado y atención médica primaria. La falta de oportunidades para estudiar y trabajar hacen cuesta arriba la lucha de familias que quieren salir adelante.

Pero a pesar de las dificultades, la comunidad se hace camino para avanzar. En su corta existencia han conseguido servicios como la electricidad, algunas calles pavimentadas y una Junta de Vecinos con fuerte liderazgo.

La mayoría de las familias que conocemos aquí quiere algo mucho más que vivir el día a día - quieren construir su casa de blocks y mandar a sus hijos a la universidad, y quieren la oportunidad de trabajar para conseguir estos sueños.  Por eso Jabones Esperanza se levantó aquí en el barrio, para traer capacitación y buenos empleos a las Malvinas II. Actualmente estamos estudiando nuevas oportunidades de negocios para seguir expandiendo oportunidades a las familias de la comunidad. 

 

DSC_07932.jpg